Cuando la pelota ruede por primera vez en el Mundial FIFA 2014, el 12 de junio, los simpatizantes brasileños y  de todo el planeta estarán con los ojos puestos en la Arena Corinthians, en San Pablo. Allí estarán la Selección Brasileña y el primer adversario del equipo nacional en búsqueda del sexto título. El estadio del Sport Club Corinthians recibirá, en total, seis partidos del Mundial, incluyendo uno de los cuartos de final y uno de la semifinal.

El estaadio tendrá capacidad para 68 mil simpatizantes. Son 48 mil asientos convencionales y 20 mil lugares retráctiles, exigidos por la FIFA para la apertura, que deberán ser retirados después del Mundial. El estadio tendrá 120 palcos, seis mil asientos superiores cubiertos, 10 mil asientos numerados cubiertos, restaurantes y 3.500 espacios de estacionamiento.

La arena está presupuestada en R$ 820 millones. Localizada en el barrio de Itaquera, zona este de San Pablo, el estadio quedará a 500 metros de la estación Corinthians-Itaquera del subterráneo. Del total previsto, R$ 400 millones provendrán del  financiamiento del BNDES. El nombre definitivo del estadio será negociado con un gran patrocinador.