Indígenas, extranjeros y población local comparten la fiesta en Cuiabá

19/06/2014 - 01:23
Arena Pantanal otra vez con la casa llena este martes, en el estreno de Rusia y Corea del Sur en el Mundial

Helson França#Indígenas de las etnias Bakairi y Paresi asistieron al partido en el Arena Pantanal

El Arena Pantanal, en Cuiabá, volvió a contar con un buen público en su segundo partido en la Copa Mundial de la FIFA 2014. En el partido de este martes (17.07), entre Rusia y Corea, 37.603 personas comparecieron al estadio.

Miles de surcoreanos y rusos vencieron la distancia y se hicieron presentes. Se mezclaron a los simpatizantes locales, promoviendo una linda fiesta, iniciada horas antes del partido, que terminó empatado 1 a 1.

Un grupo de 23 indios de la etnia Bakairi y otros diez de la etnia Paresi fueron al estadio a hacer los honores al partido. Habían sido contemplados con entradas donadas por la FIFA al Gobierno Federal. Representando a 62 aldeas Paresis, Nedino Maizokie, considerado uno de los principales líderes de la etnia, dijo que va a retornar feliz a casa. “Fue muy emocionante. Nosotros, los indígenas, estamos aquí y también nos gusta el fútbol que los blancos juegan. Participar en un Mundial es especial”, afirmó.

Para el cacique Mario Bakairi, la participación indígena en el evento se hace necesaria en razón de que las etnias representan parte importante de la historia, vida y cultura de Brasil. "Es una demostración de respeto para con nuestro pueblo y cultura", resaltó.

Multicultural

La interacción entre la población local y los visitantes, en especial rusos y surcoreanos, fue una de las marcas del partido. El clima festivo prevaleció. Cantos, danzas, batucadas, abrazos y tentativas de comunicación con base en mímicas eran motivo para muchas sonrisas e intercambio de cordialidad.

Llegadas de Siberia, las periodistas rusas Irina y Katy se mostraron sorprendidas con la recepción del pueblo. Entusiasmadas, también distribuyeron abrazos gratis, como constaba en el cartel hecho en el momento. "Es todo muy diferente cuando comparado con el lugar del cual venimos. El calor humano de las personas de aquí es algo adorable", afirmó Katy.

A pocos metros de allí, surcoreanos ensayaban batucadas y gritos de guerra. Luego de la llegada de Kim Heung Kook, famoso cantante del país y animador oficial de la hinchada asiática, la fiesta pasó a ser todavía mayor. A medida que el carismático Kim exultaba, la hinchada surcoreana respondía con saltos y cantinelas. "No tengo idea sobre lo que están hablando, pero verlo es muy lindo y divertido", analizó la universitaria Andressa Moraes, una de las cuiabanas que prestigió el partido.

Arena Pantanal

Tanto la entrada como la salida de los hinchas del estadio fueron tranquilas, sin tumultos. En total, había 319 ómnibus con la finalidad de transportar a los hinchas hasta el estadio.

Los voluntarios ayudaron, orientando a los hinchas en portugués, inglés y español. No hubo registros de atenciones médicas en el área de salud. El funcionamiento del estadio, en general, fue muy elogiado por los hinchas.

Antes del partido, un rumano fue detenido en los alrededores  y llevado para la delegación del Turista, por estar vendiendo 50 entradas que ya habían sido canceladas para el partido de Rusia y Corea.

Helson França - Portal de la Copa

Noticias Relacionadas

Sede de cuatro partidos, Cuiabá tuvo impactos positivos en el turismo, en servicios, en mejoras en el aeropuerto y en visibilidad internacional
+
La Selección suramericana quedó en primer lugar del Grupo C y enfrenta a Uruguay en los octavos de final
+
Odemwingie marcó en el primer tiempo el único gol del 1 a 0 a favor de los africanos
+
El enfrentamiento marcó la conclusión de la primera rueda de la fase de grupos de la Copa Mundial
+